Cuando finalmente gnome-terminal se actualizó en Debian, mi primera expresión fue: imaginaquítodaslasmalaspalabrasnecastellano… A continuación  la solución al problema encontrado con el working directory.

  1. Instala el paquete libvte-2.90-common.
  2. Agrega la siguiente línea en tu .zshrc o .bashrc:

. /etc/profile.d/vte.sh

Una vez que la terminal es reiniciada, tenemos el comportamiento esperado. Cada vez que se abre una nueva pestaña o ventana, el prompt se localizará en el working directory actual (por defecto ~ cuando se inicia la terminal por primera vez). A medida que vaya teniendo tiempo y encontrando más regresiones molestas iré publicando las soluciones.