Esta semana fueron las inscripciones de Química Pura y Biología Pura en villaluz. El proceso fue un tanto traumático. Yo no quiero con esto echarle la culpa a nadie.
Analizando el problema, o digamos el anarquismo que hubo en el proceso tenemos por un lado el centro de estudiantes, bueno ellos hacen el trabajo que pueden como creen que se debería hacer. Pero había un pequeño problema, en ocasiones la multitud se salía de orden de una manera violenta y el centro de estudiantes al responder violentamente lo que hacía era empeorar la situación.
No obstante, hablemos ahora de los estudiantes. ¿ Por qué hacer tanto alboroto si hay órdenes de inscripción? bueno, esto creo que es un miedo colectivo. ¿ A qué me refiero con miedo colectivo? que no es un secreto para nadie que si no te apresuras a inscribirte te cierran las materias.
Ahora, ¿ es esto sólo un problema de los estudiantes y del centro de estudiantes? ¿Por qué si hay 2 secciones para 50 alumnos cada una, y llaman al número 64 ya no hay cupos? pues la gente que está en las máquinas inscribiendo a veces permite que ciertos alumnos inscriban dos o tres de más.
Conclusión: la culpa no recae sobre un solo lado. ¿ Dónde esta la consciencia del estudiante que inscriben dos o cinco amigos de más? ¿ Dónde están las normas que deberían cumplir los que están haciendo la inscripción? ¿ Por qué el centro de estudiantes no mejora algunas formas de atacar los problemas? ¿ Dónde carajo quedó nuestra consciencia?
A veces las cosas están como están por culpa nuestra. ¿ No será a veces que no es el sistema el que no funciona si no más bien somos nosotros quién corrompe el sistema?
Un problema de consciencia, definitivamente…