Me considero amante de la simplicidad y flexibilidad. He decidido migrarme a FluxBox. Se pueden lograr escritorios bastante buenos con este gestor de ventanas.
FluxBox es una clara demostración de que lo sencillo es intrínsecamente complejo. He disfrutado mucho configurándolo hasta el momento, es muy entretenido. Por los momentos me he creado los íconos más necesarios e instalé unos dockapps para monitorear ciertas cosas que me interesan.
La simplicidad es maravillosa…