Bueno, la vida a veces la hacemos tan complicada. Me he dado cuenta con el paso del tiempo que a veces es un poco mejor callar.
El manejo de la fuerza no está solamente en usarla, si no también en saber cuándo no usarla. No es bueno desacreditar a alguien en público, eso es definitivamente algo que todos deberían saber. No apoyo para nada las desacreditaciones públicas y mucho menos el menosprecio del trabajo que alguien haya hecho. No deja de impresionarme la realidad de algunas cosas, pero no puedo ni podemos hacer nada para cambiar las cosas.
A veces es un poco mejor callar.