Han pasado ya 4 días desde que vivo solo. Y una de las cosas más difíciles es el no tener comida de verdad para comer. El día siguiente después que llegué almorcé en un Mc Donalds. Gracias a Dios que Laurent me hizo unas arepas para comer si no me da algo ese día en la noche.
Al siguiente día comí en subway y tenía un cartoncito lleno, por tanto compre 15 cm de pan y los otros 15 salieron gratis. Entonces almorcé al otro día el sandwich recalentado en el micro ondas. Después, me tocó comer unos perros calientes, en verdad fue lo que escogí porque era lo más barato. En uno de esos días opté por comprar pan francés, queso y jamón, y esas han sido mis cenas.
Y hoy, hace unos momentos acabo de almorzar, qué almorcé, pues pollo frito, con arepa, ensalada y refresco. Ahora me siento vivo nuevamente. Al fin comida de verdad…!