Opacas la belleza implícita de tu existencia,
Con tu color de muerte…
Opacas mi brillante esperanza,
Con tus espinas…
Deshaces cada cosa que con afán hago,
Solo cuando respiras…
Matas cada oportunidad de vida,
Con tu olor a muerte…
Asfixiame de una vez por todas,
Y entonces así podré vivir vida mía…