Oscura tempestad azota las puertas de mi alma.
Las palabras marchitas de aquel que nunca han querido…
Briza nocturna roza mis mejillas,
De frío y vacío se llena mi alma viva…
Cuervos de ojos rojos me rodean,
Solo se que siento…
Nenúfares flotan en un lago de sangre,
Sangre de sacrificio, dolor y depresión,
Marchito…