Ella: Mañana me voy.
Yo: Y mañana yo sigo aquí.
Ella: Lo se.
Yo: Tendré que luchar en contra de mis demonios… lo entiendes?
Ella: Si, lo entiendo.
Yo: Es algo con lo que debo lidiar yo solo. Espero vencerlos de una vez por todas.
Ella: (Mira fijamente mis ojos)