“Esperar la señal que nunca llega es como cuando el crio deja el nido y la madre espera cada día su retorno”