Cambia el que quiere, supongo. Con el paso del tiempo me doy más cuenta de lo poco que se de todo. Lo más difícil del cambio, es el miedo. Mucha gente tiene miedo a los cambios. Pero una pregunta que supongo sería prudente hacerse es: ¿será que lo que tengo ahora es lo mejor? ¿el lugar donde antes pensabas que estabas seguro era en verdad tan seguro después de todo?
Yo me considero una persona sin temores a las mutaciones. Los cambios son inevitables porque si algo es bien sabido es que nada es para siempre. Pero ahora cuestiono el hecho si de verdad soy yo tan abierto al cambio.
Hoy aprendí que la dureza o inflexibilidad es amiga de la muerte. Es decir, sin lo dinámico o flexible algo está muerto.
Necesitaba escribir esto, no se si lo lea alguien, pero quería comunicarlo.