Este año que se va terminando me ha dejado buenas enseñanzas. Aprendí que querer a alguien es aceptarlo. Esto es algo importante para mi porque yo creía que querer era sentir pertenencia cosa que es errada.
Aprendí que es estúpido dejar que el pasado te persiga. Que este mundo está lleno de misterios y esta muy dañado. Pero sin embargo, siempre se conseguirá algo o alguien que te hará cambiar de parecer.
Nunca digas la palabra te amo si en verdad no sabes lo que significa. Yo todavía no se qué significa pero algo me dice que lo estoy comenzando a descubrir así como descubrí el significado de querer. Pero como me dijo una persona que me hizo reformular totalmente mis pensares: “No todos los contextos son iguales”.
El amor a veces puede ser encontrado donde menos se espera. Muy buen año de verdad. No me quejo. Un poco de dolor, mucha alegría y muchas satisfacciones. Gracias al universo por un año nuevo de vida. Gracias al universo por permitir encontrarte, por aprender de ti, porque eres un gran maestro para mi. Gracias al universo por permitir encontrarme y mutar de nuevo…