Taciturna fue uno de los proyectos a los que más ahínco le puse. Hace unos momentos escuchaba las canciones que guardaban tantas ilusiones, un pedazo de mi… y entonces la nostalgia sucumbió de nuevo.
Taciturna fue una banda que nació de la idea de Carlos Aguirre y mi parte. Pasó por una gran serie de cambios, fracasos y éxitos también. Al final, la banda quedó conformada por Israel, Miguel , Claudia. El baterista siempre fue un problema para nosotros, pero al final uno llamado Ricardo fue quien trasteó con nosotros y logramos grabar algunas canciones.
Creo que el problema fundamental de la banda fue la diferencia de edades entre los integrantes, además de una falta de consistencia en los objetivos perseguidos. Yo era el mayor de todos, y por tanto para mi esto no era solo un hobbie, era también una forma de salir de la rutina de mi vida, y lograr una parte de mis sueños. Para otros era solo un juego, para otros era su vida.
Un problema que suele ocurrir en muchas ocasiones en una banda es la rivalidad interna. Es en este momento en que las cosas se empiezan a tornar de color gris. En el caso de Taciturna otro problema fundamental era este. Existía una rivalidad tremenda entre Carlos y mi persona. A veces llegué a pensar que en parte era porque simplemente él no era capaz de aceptar su rol en la banda, ser segundo guitarrista.
La banda se rompió luego de presentarse en el programa llamado “Así es la vida” presentado por Julio Torrents. Luego de ese episodio, se nos dio la oportunidad de dar nuestro Demo a Ricardo Montaner. Yo, como líder de Taciturna pensé que era la oportunidad adecuada para saber si teníamos madera de ser una banda popular, o simplemente seríamos una banda underground. Cuando el día se acercó, en que Ricardo Montaner estaba en la ciudad, Carlos tomó la decisión de no entregar nuestro demo… Y nunca me lo consultaron. Quien manejaba toda la información era Claudia, pero por alguna razón fui el último en enterarme. Al saber esto, me torné iracundo y mandé al carajo a todos. No porque estaba seguro que nos firmarían, cosa que creo que no hubiera sucedido (¿o tal vez sí?), si no por el hecho de que no se puedo corroborar si perdíamos o no el tiempo buscando ser populares.
No se por qué vengo a escribir esto ahora, de hecho ya no tengo ni idea de cuándo fue que rompió la banda. Pero al escuchar las canciones hoy, y ver que hacíamos un buen trabajo y que todo se fue al carajo por una sola persona… me entra una incomprensión…
Debo comentar que Israel, Claudia y yo nos hemos reunidos de vez en cuando a intentar hacer algo, pero el sonido ya no es lo mismo. Entonces aquello que se le vendió a la gente ya no es más, y por otro lado mi situación ha cambiado mucho. Ahora tengo un trabajo, termino mi tesis… pero algo me mantenía inconforme, el hecho de que la música quedó muerta por segunda vez (la primera vez fue la ruptura de Ebano RAE). Un día me senté y decidí en seguir mis clases de guitarra clásica, de hecho pronto daré un recital. Pero sigo pensando en que hubiéramos logrado cosas buenas.
Extraño a Taciturna, su sonido, esos sueños que ahora se desvanecieron…
Eso fue lo que pasó con Taciturna. Creo que dolorosamente debo aceptar que Taciturna ahora más que nunca murió.
Quiero expresar públicamente que espero que Claudia logre llegar arriba, porque lo merece.