Una de las cosas más frustrantes en esta vida es ser incomprendido. No importa que esfuerzo se haga, el mensaje no es entendido.
Maldigo el sistema.