Hoy cuando venía manejando rumbo al trabajo, estaba reflexionando acerca de ciertos aspectos de mi vida. Tengo 26 años, todavía no tengo título universitario, he logrado mucho pero poco al mismo tiempo porque de alguna manera no he seguido ningún parámetro en mi vida. Decidí estudiar una ciencia pura mientras que la mayoría de mis compañeros del colegio decidieron estudiar derecho, ingeniería o carreras más populares o fáciles. Aprendí a tocar guitarra clásica en vez de la batería. En algún momento de mi vida fui skater porque pensaba que ser roller era una mierda. En la universidad me fui por la rama de química cuántica en vez de química orgánica o cualquier otra rama más popular. Siempre de alguna forma he escogido lo menos popular o aquello que la gente no le agrada mucho, también he escogido cosas que son difíciles porque creo que las cosas que consigues con sacrificio las aprecias más.
Estoy muy conforme con los caminos que he tomado, pero siento que hay cosas que no cambian tan fácilmente. Dicho esto, puedo aseverar que he mejorado muchos aspectos de mí, pero siguen otros sin mejorar. Cuando de relaciones humanas se trata, tampoco puedo ser considerado ya sea como el amigo convencional o el novio tradicional. Me explico. Soy una especie de seguidor de las alternativas. Como amigo suelo ser muy severo y tiendo a decir las cosas de manera ruda porque se supone que si te aprecio debo hacerte llegar los mensajes ya sea de una buena manera o de una manera grotesca. Además, practico mucho la fidelidad. Soy una persona fiel y con la que siempre mis amigos podrán contar no para salir de fiesta si no cuando en verdad me necesiten, entonces ahí estaré. Como novio, no suelo ser el tipo tradicional de hoy en día en donde mi novia hace lo que le da la gana y yo lo que me da la gana, no creo que sea la manera de llevar una relación. Tampoco suelo ser el tipo que deja que todo el mundo esté cortejando o pasándose con su novia (sí, soy territorial. Pero muy fiel y dado a trabajar en conjunto). ¿A qué quiero llegar con todo esto?. Bueno, creo que he hecho las cosas bien (al menos en un alto porcentaje, porque de lo que sí estoy seguro es de que nada es perfecto), pero parece ser una norma que las personas que actúan por el bien por delante todo les sale mal.
Hoy se suponía que debía ser un día especial, pero se ha convertido en un infierno. Escribo esto porque no se si se volvió un infierno por culpa de la contra-parte envuelta o por mi culpa, quién sabe. O tampoco se si es que estoy destinado a vivir una vida llena de infiernos, porque desde que tengo uso de memoria todo ha sido una mierda para mí, pero el universo me lo ha gratificado al menos. ¿Será que tal vez tengo que cambiar algo más? ¿Cuántas veces más debo mutar?
Con lo que soy hoy en día estoy bastante conforme pero (siempre hay un pero) creo haber perdido un poco la determinación, mal carácter, y temple que me caracterizaban en pro de ser una persona más tolerante, cooperativa y dada para con los demás. ¿En verdad quiero seguir siendo así?¿De qué me ha servido ser tolerante y mejor para con los demás? la respuesta parece evidente, si me estoy tomando un tiempo en reflexionar esto creo que no quiero seguir siendo así y que creo que no sirve de nada ser bueno para con los demás. Creo que necesito ese toque antiguo de mi.
La vida se basa en el equilibrio, se podría hacer una analogía con el principio de Le Châtelier para las reacciones químicas. Y creo que yo he perdido en el equilibrio y para retomarlo, necesito traer cosas de como era yo antes.